soy un hombre pero parezco un plato
jueves, enero 17, 2008



Corre un rumor, hablado en la lengua que usan los demonios a la hora del recreo, que tantea las posibilidades de conquista en este pozo de inocencias en forma de clavos ardiendo.

Convertido en un experto simulador de reacciones exageradas, persigue la invalidez permanente en el nombre del primer Francés Saltarín. Pero el rumor se propaga tan rápido como se forman las telarañas en su entrepierna, tanto que el bostezo eterno de la burocracia lo absorbe, digiere y hace formar parte de su sistema antes de que el número que sostiene en un papel entre sus dedos suene torcido por megafonía.

Qué ironía.

Gossip is spreading, spoken in the language that demons use during recess, that flirts with the possibilities of conquest within this well of innocences in the shape of hanging threads.

Turned into an exaggerate reactions expert faker, he pursues being permanently disabled in the name of the first Jumping Frenchman. But gossip spreads as quickly as the cobwebs gather in his crotch, so fast actually, that the eternal yawn of bureaucracy engulfs, digests and makes it part of the dying machine long time before the number on the paper he holds between his fingers coils out crooked from the pa system.

Some irony.
4 Comments:
Anonymous Anónimo said...
yo te leo
(y ahora también puede hacerlo Trevor)

Anonymous Anónimo said...
yo te leo
(y ahora también puede hacerlo Trevor)

Blogger SONJA LA ROJA said...
seguimos por aqui?

un placer re-leerte entonces....

byeee

Blogger Alter ego said...
Qué placer cavernario.